lunes, 18 de mayo de 2015

Como globos sobre la Tierra...





Necesito volar, imploraba «Globo»  agazapado entre las ocres hojas esparcidas en el camino. El viento oyó sus suplicas, pero aún de sus esfuerzos, no consiguió que su amigo  alzará su añorado vuelo. Globojamás desistió de sus sueños. Pero un día, todo cambió... aquel pie que le mantenía inmóvil, le pareció eso, simplemente un pie. Eligió deshacerse de él, y comenzó a moverse de un lado a otro;  fue cuestión de tiempo: Un cálido aire arropó sus ilusiones...su interior, y entonces  voló. 


Decidir, elegir, y actuar... 






5 comentarios:

  1. Somo hojas al viento
    las amarras nos privan de sueños
    y volar es el camino, el sendero
    hasta la meta

    ResponderEliminar
  2. Cuando dejamos volar los sueños, las inquietudes y las esperanzas sentimos que todo adquiere otro color más sereno y bello.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. "Un día decidió volar..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una buena decisión, puede que se necesite tiempo, ingenio, y lucha pero merece la pena. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A veces las cadenas más pesadas son las que nosotros mismos nos imponemos sin darnos cuenta.
    Un texto precioso, para reflexionar.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este "Barco de sueños"