martes, 16 de diciembre de 2014

Navidad perfecta


www.bancodeimagenesgratis.com


Se acercan estas fechas navideñas, donde todo se cubre de un halo de misterio y sensibilidad, las nostalgias fluyen sin más  y nos acurrucamos en el seno del recuerdo; a su vez fabricamos nuevas esperanzas.
Cada diciembre me hago la misma pregunta ¿cuál es la navidad perfecta? Entonces, la luna de nochebuena me cuenta de nuevo  el secreto,   —no tan secreto—.

Lo perfecto no existe:  simplemente nos dejamos abrazar por la memoria, le damos la bienvenida, con una alocada sonrisa, y otras tantas  agridulces. El corazón se colma de gratitud,   es el ritual del tiempo: Compartir la misma sensación con el paso de los años. El reloj, no da marcha atrás... las ausencias son ya presentes por siempre junto al deseo de otros sueños. Son como una nana en medio de una tormenta. 


Nanas  para dormir...  Nanas para soñar... 

6 comentarios:

  1. Una nana siempre viene bien en todo momento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si no tenemos el original disfrutemos de las imitaciones, las copias . Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Son instantes llenos de recuerdos, de esperanzas y de anhelos por cumplir.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Es un tiempo de esperanza y recuerdos, de sabor agridulce por lo que pudo ser, por sueños que no se cumplieron...
    Vivamos el momento he intentemos poner un poco de chispa a la vida.

    Un fuerte y cálido abrazo

    ResponderEliminar
  5. Preciosa reflexión sobre la Navidad. Felices días. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ha llegado la Navidad. Todo se convierte en alegría, buenos propósitos y, parece ser que, afloran los mejores sentimientos de nosotros hacia los demás. Es tiempo de unirse las familias, los amigos y disfrutar todos juntos. Insisto: todos nos volvemos un poco mejores; dejamos escapar ese corazoncito que llevamos dentro y deseamos los mejores parabienes a toda persona que se cruza en nuestro camino.
    A mí, personalmente, no me gustan demasiado estas fechas. Tal vez porque de pequeño soñé demasiadas veces con unas navidades que nunca tuve y eso, queridos amigos, te marca mucho cuando eres niño. Ahora, ya adulto, pienso mucho en esos ancianos privados del calor de sus familias en estos días de tanta armonía. ¿Se habrán cumplido sus sueños?
    Dicho esto, de veras que os deseo a todos unas felices fiestas; que reine la armonía y la felicidad en compañía de los vuestros. Si tenéis niños, no les rompáis la ilusión y que noten que los queréis. También a los abuelos. Y a todos deciros que ese sentimiento de hermandad que tanto mostramos en estos días, debería permanecer igual el resto del año.
    Bueno, que tengáis las navidades que cada uno de vosotros hayáis soñado y que sigáis soñando más allá de estas fechas. Que el 2015 sea más positivo que éste para todos.
    Un abrazo afectuoso de Mos desde el otro lado de la orilla.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este "Barco de sueños"