domingo, 13 de octubre de 2013

Microcuento -Benita y su luna-

Benita y su luna
Obra pictórica de: Larissa

Enredos de emociones danzan en su memoria. Confinada a  un mundo de fantasías donde la luna es la reina de su palacio. 
«La loca del cencerro», la llaman.   «Benita, la hija del churrero»  camina  sola por el «sendero del olivar viejo», en su mano izquierda porta una campana y en la derecha un ramillete de margaritas.
Dando brincos hace sonar la esquila —quizá la oiga—.  Entona canciones infantiles, sonríe a pajarillos, juega con conejos imaginarios, deshoja pétalos…  — Volverá, no volverá, volverá, no volverá —Millones  de hojas arrancadas...
Benita escuchó  a sus padres, jugar a príncipes y caballeros por última vez, la madrugada del 19 de agosto de 1980.
— ¡En pie, mi dama!—Vociferaba él-
— ¡No,  no te pertenezco!—Replicaba ella.
Genaro amaneció con la cara hundida en el perol de los churros. Flora, —su madre— se las ingenió  para ocultarle  la verdad.
— ¿Ha ido a rescatar a alguna damisela? — Acertó  a preguntarle. Flora, asintió  sin mas.
—Preferiría no hacerlo…— Se dijo  a sí misma, Benita.   Genaro,  incansable narrador de cuentos, inventaba para ella, mil historias: Escuderos, bufones, reyes, damas y  templarios  protagonizaban sus aventuras.
Tal vez, Benita decidió esperarle. La princesa  Anastasia aún permanece encerrada en el castillo del brujo…

Abrazos de Benita


Es interesante como cada cuál le da una lectura diferente a un mismo relato. Ana María Matute, escritora y miembro de la "Real Academia española" lo expresa en una cita así: " Un libro no existe en tanto alguien no lo lea. Y nunca nadie lee el mismo libro".
Quizás, este micro sea de esos, que a cada un@ le llega de forma distinta, causar tristeza por la tragedia que subyace en sus líneas e incluso resultar carente de sentido...por esta aparente locura de la protagonista.

¿Y vosotros que pensáis de Benita, y su luna?... ¿Se agarró a la cordura de su niñez con tanta fuerza que quizás por eso "no prefirió hacerlo..."? ¿Qué quiso decir?.


32 comentarios:

  1. Mucha razón tiene Ana Mª matute.
    Tu cuento , osea el mío, está lleno de tristeza y de fantasía para enjugarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy, totalmente de acuerdo con esta cita de Ana María Matute....tu lectura se asemeja a la mía..
      Abrazos de mar:)

      Eliminar
  2. Estoy en total acuerdo con las palabras de Ana Mª Matute, excepcional escritora.
    El cuento... interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JazzC, un placer contar con tu lectura.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Benita vive en su universo de quimeras. Allí es feliz.
    Creo que a veces la locura se convierte en el cobijo de las almas torturadas.
    Como debo padecer un grado importante de locura.¡M E E N C A N T O !!
    besos perdidos en alguna nube de recuerdos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Benita es feliz en su mundo... de fantasía, allí todo le resulta más fácil.
      Gracias por tu lectura, Maria del carmen y por tus besos :)

      Eliminar
  4. Me dice esta lectura, que Benita anda por la vida desorientada. ¿El motivo? La desaparición del padre de una forma un poco extraña.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar, por aportar tu lectura y disfrutar de este micro.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Se refugia en la enajenación mental para protegerse frente a la dolorosa separación del padre en tan extrañas circunstancias.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, se cobija en su mundo de fantasía, allí se siente protegida.
      Gracias por tu lectura, Maria Pilar.
      Abrazos de mar:)

      Eliminar
  6. La muerte del padre y su desaparición de su mundo de alegría, trastornó el alma de Benita. Existen seres tan sensibles que su su racionalidad depende de mecanismos tan frágiles, que fácilmente pueden ser dañados.
    Un abrazo Ángeles, bello relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benita se refugia en su propio mundo, donde convierte su fantasía en realidad...
      Gracias por tu lectura Taty, un placer contar con tus letras.
      Abrazo

      Eliminar
  7. Un cuento, triste, que habla de tristeza y extrañeza ante lo que nos es arrebatado, entre sueños y cuentos de unos padres, que se grabaron en su memoria, Benita sigue pisando las calles, soñando quizás que son los caminos empedrados que la llevan a su palacio...

    un abrazo,
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella camina por este sendero del olivar viejo, con la esperanza de reencontrarse con su padre.
      Gracias por tu lectura Juan, un placer.
      Abrazo

      Eliminar
  8. No, Benita no está loca. Lo que le ocurre es que ha decidido transformarse en princesa cautiva para que su padre venga a rescatarla, y quién sabe, quizá algún día vuelva reencarnado en príncipe de verdad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ella se siente feliz en su propio mundo... no creció, pues decidió esperar a su padre...
      Gracias por tu lectura, amiga Narci
      Abrazos de mar:)

      Eliminar
  9. Enternecedor relato con cierto guiño a "Las mil y una noche".
    La muerte de un padre es siempre dolorosa, terrible, sobre todo a determinadas edades.
    Yo creo que llegará el día en el que Benita libere de su encierro a la princesa Anastasia.
    Un abrazo y gracias por visitar y dejar tu comentario en mi "Vaho en los espejos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benita decidió esperar a su padre... y se refugió en su propio mundo.
      Gracias por tu lectura, un placer.
      Mi abrazo:)

      Eliminar
  10. .....el dolor profundo por una pérdida inesperada..puede provocar reacciones ,negando la realidad, es como una huida buscando cobijo al dolor de la ausencia de un ser querido... seguramente Benita estaba todavía en un proceso de evolución infantil y no supo procesar la espera del padre....Me gusta como lo has enfocado...Un abrazo azulmarino desde el Cantabrico en calma. Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benita se quedó en ese lugar...en su niñez, allí se sentía feliz..
      Gracias por tu lectura, amiga Begoña.
      Abrazos de mar:)

      Eliminar
  11. Angeles, gracias por tu visita, amiga...Me ha encantado tu micro...Puedo comprender a Benita, porque mi padre también se empeñó en contarme cuentos y hacerme creer por unos años, que era una princesa...Pienso, que Benita ha desarrollado su imaginación de una forma extraordinaria y se ha creado su propio mundo...No creo que esté influida por la muerte de su padre, ella pensó que marchó a rescatar alguna cautiva...Benita sigue en su mundo, como todos los que escribimos vamos creando un mundo aparte, pero necesario para seguir teniendo ilusión y esperanza en la vida.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu amor a las letras.
    Feliz semana, Angeles.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MAJECARMU, por tu lectura. Benita decide esperar a su padre, anclada en su niñez...
      Un placer contar con tus letras.
      Abrazos y feliz semana para ti también.

      Eliminar
  12. Yo creo que Benita de quedó instalada en la niñez. Si acaso sospechó algo lo borró inmediatamente. Ya que los cuentos suelen ser más benévolos que la realidad.
    A mi me parece una historia triste. Sí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benita, no quiso crecer, y se quedó ahí, en su niñez, donde se sentía feliz.
      Gracias por tu lectura, es un verdadero placer contar con tus letras, Trini
      Abrazos de mar:)

      Eliminar
  13. Un mecanismo de defensa se activó en su mente en el mismo momento que perdió a su padre.
    Quedándose anclada en la niñez no tiene que racionalizar la experiencia que vivió.
    Realmente es una triste historia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una forma de cobijarse, de protegerse... pues la realidad le resultaría dura.
      Gracias por tu lectura, amiga Belén.
      Abrazo de mar:)

      Eliminar
  14. Benita no acepta lo ocurrido y se ha quedado en un mundo haciendo señales para que cuando el regrese la encuentre. Un abrazo para cada una

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Benita se refugia en la calidez de su niñez.
      Gracias por tu lectura, amiga Ester.
      Un abrazo de mar:)

      Eliminar
  15. Benita se encuentra anclada en su niñez, ella es feliz así volando con su imaginación en un mundo donde la infancia no hace daño, y de esta forma se encuentra protegida.

    Un placer volver a tu rincón después de mi paréntesis vacacional, ya echaba de menos a la familia bloguera.

    Un besazo, guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz cobijada en su propio mundo de fantasías e ilusiones...
      Gracias por tu lectura María, es un placer recibirte siempre, me alegra tenerte de vuelta.
      Abrazos desde este mar:)

      Eliminar
  16. Benita resiste en un mundo lleno de secretos y se viste de fantasía, imaginación, cuentos y sueños.
    Un abrazo fuerte amiga.

    ResponderEliminar
  17. Benita decide en qué lado quiere vivir, y se muda a ese lugar con la imaginación llena de su niñez.

    Su mundo, aparentemente loco, es sólo para cuerdos que se permiten soñar y hablar con la luna, y deshojar margaritas y animar a las sombras de los recuerdos a salir a la luz con el sonido de su esquila.

    Feliz año, Ángeles y que no se acabe la fantasía.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este "Barco de sueños"