viernes, 26 de abril de 2013

Reto 52 Semanas...Fotografía XVII

FOTOPENSAMIENTO XVII



 Aire señorial...Elegancia 
damas abanicando su carisma, 
con sutil discreción...
Sonrisas entrecortadas,
confidencias tras sus varillas
coqueteos en su vaivén...
Quizás el suspiro del recuerdo
quedó suspendido en al aire...


Abrazos desde este azul mar

17 comentarios:

  1. Fue como si me pasara un film delante de los ojos. He visto todo lo que cuentan tus versos.
    Besos de miel y canela.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan los abanicos... y tus versos, son como ese aire fresco que tú los dás con tu elegancia al transmitirlos con tu pluma, Angeles, es un placer venir a tu rincón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuántas cosas se esconden detrás de ese abanico, las pude ver en tus palabras, me llevaste a esas imágenes que describís tan bellamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Los abanicos me encantan, ya los he sacado de sus cajas y aguardan impacientes para salir de paseo. Tienen lenguaje propio y suspiros en el aire como dices. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  5. Tus versos, con esa mirada tan azul, me cuentan de ese elemento tan femenino de ayer y hoy, de su sonido de apertura y cierre, del galanteo, del lenguaje silencioso y la caricia de su brisa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo adoro los abanicos. Siempre los tengo a mano , pero no sé su lenguaje. Digamos que los uso para su uso más mundano:)

    Aires y abanicos y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo varios por aquello del calor,aunque mucho me temo que no sabría utilizarlos con esa elegancia y picaresca con las que en su día fueron utilizados. Todo un lenguaje al compás de los vaivenes...
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Soy una enamorada de los abanicos, los tiempos cambian y recurrimos a ellos en general por lo practico. Pero que elegancia esconden esos coqueteos y suspiros que nos regalas.
    Feliz fin de semana, saludos Pilar.

    ResponderEliminar

  9. Siempre que veo un abanico me viene a la cabeza mi abuel paterna...es un objeto lleno de misterio...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Los abanicos son hermosos objetos que a veces nos evocan a recuerdos del pasado. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Creo que en ella época, abanicarse era tan sexy... :)
    Todo un arte

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los abanicos, los colecciono. me recuerdan muchísimo a mi abuela, mi madre, mi suegra...Son mágicos. Cuando tengo calor, no hay aire que me guste y me reconforte más que el de ellos. Los abanicos refrescan hasta los sueños.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  13. Y aqui estoy amiga en este otro blog igual de hermoso...Gracias por pasar y quedarte en mi casita...Un beso y abrazo.

    ResponderEliminar
  14. precioso amiga. recuerdos que se quedan suspendidos, besos

    ResponderEliminar
  15. ¡Seducen ! y es todo un juego lo que hacemos con los abanicos, querer multiplicar el aire y escuchar el sonido que producimos con el movimiento.
    Hermosos abanicos .
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Suspenso, suspendido detrás del mágico abanico.
    Misterio y poesía, buena combinación.
    saludos.

    ResponderEliminar
  17. Si los abanicos hablaran nos contarían de todos los secretos que susurraron los labios escondidos tras sus varillas.

    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este "Barco de sueños"